external image 180px-Hipatia_de_Alejandr%C3%ADa_b.jpgHipàtia
Hipatia nació en Egipto para ser más exactos en Alejandría probablemente en el año 307 después de Jesucristo y murió en esta misma ciudad durante la Quaresma del 415. Hipatia de Alejandria fue una de las primeras mujeres que contribuyó en la historia al desarrollo de muchas ciéncias, como son, las matemáticas y además era filósofa, física y astrónoma. Su padre fue Teón de Alejandría, quien era un ilustre filósofo y matemática y maestro de Hipátia. Superó a su padre en todo tipo de saber, especialmente en la observación de los astros.
En el Romanticismo la recrearon como la encarnación del espíritu de Platón, ya que era neoplatónica y el cuerpo de Afrodita. Fue recordada como una gran maestra y admirada por la magnitud de sus conocimientos, de hecho, escibió un trabajo titulado " El Canón Astronómico,que eran tablas que elaboró Hipatia para el estudio de los movimientos de los astros, puede que formase parte de esa obra, pero también puede haber constituido una obra orginal independiente.
Tenemos noticias de otras de sus contribuciones científicas gracias a su correspondencia con Sinesio de Cirene, por ejemplo la invención de un buen número de aparatos. En las cartas del mismo Sinesio están incluidos sus diseños para varios instrumentos científicos, incluyendo un astrolabio. Éste era plano y se usaba para medir la posición de las estrellas, los planetas y el Sol, y para calcular el tiempo y el signo ascendente del zodíaco.images.jpg
Sabemos que Hipatia era una apasionada de la Astronomía, a la que consideraba una forma divina de conocimiento y una medida fija de la verdad, y que gracias a sus enseñanzas sus alumnos eran capaces de construir astrolabios y planisferios. También parece demostrado que Hipatia elaboró una importante adaptación de una las obras cumbre del saber astronómico, El Almagesto de Ptolomeo. Así que, es posible que en El Almagesto esten las únicas líneas escritas por Hipatia que han llegado a nuestros días.
Los partidarios de Cirilo comenzaron a lanzar rumores acerca de Hipatia, acusándola de ser una bruja y practicar la magia negra, lo que apelaba directamente a la profunda superstición del pueblo. Los poderes eclesiásticos comenzaron a catalogarla como una astrónoma bruja y hechicera y, según Hesiquio, fue la Astronomía mezclada con la astrología y el oscurantismolo que cierra el destino de Hipatia.